booklet

El texto del folleto está a continuación

Bienestar Desde Dentro:
El Primer Paso

Una guía sobre cómo
puedes utilizar tus
opciones cotidianas
para mejorar tu salud
y tu bienestar.

Publicado por la
AMERICAN HOLISTIC HEALTH ASSOCIATION
Copyright ©2013
American Holistic Health Association.
Todos los derechos reservados.

American Holistic Health Association
PO Box 17400
Anaheim, California 92817-7400
(714) 779-6152
mail@ahha.org
http://ahha.org

La American Holistic Health Association
(AHHA) es el principal recurso nacional
conectando a la gente con soluciones
vitales para lograr un mayor nivel de
bienestar. AHHA es una asociación sin
fines de lucro, sin afiliación con
cualquier producto, servicio o método
de asistencia sanitaria.

Editado y Diseñado por:
Sandra Caton
Lake Arrowhead, CA

Ilustrado por:
Mike St. Clair, Serigraphics
Riverside, CA


Bienestar Desde Dentro: El Primer Paso

Si pudieras elegir gozar de una mejor salud, ¿estarías interesado? ¿Te llama tener mayor energía, mayor entusiasmo y una mayor sensación de bienestar? ¿Qué tal un mayor sentimiento de alegría?

Las buenas noticias son que estas cosas son posibles para ti. Dentro de ti mismo, tienes el poder que necesitas para crear bienestar en tu vida. Ese poder es el poder de elección.

La salud es más que la ausencia de enfermedad
Según la Organización Mundial de la Salud, "La salud es más que la ausencia de enfermedad. La salud es un estado de óptimo bienestar". Óptimo bienestar es un concepto de salud que va más allá de la curación de enfermedades a uno de lograr el bienestar. Lograr el bienestar requiere equilibrar los diversos aspectos de la persona en su totalidad. Estos aspectos son lo físico, emocional, mental y espiritual. Este amplio enfoque holístico en la salud implica la integración de todos estos aspectos y es un proceso continuo.

La American Holistic Health Association (AHHA) ha desarrollado este folleto para ayudarte a alcanzar el bienestar en tu vida. Dará respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el enfoque holístico en la salud y el bienestar y te pondrá en camino hacia un óptimo bienestar.


Tu salud es tu responsabilidad
Muchos de nosotros fuimos criados a creer que nuestra salud depende únicamente de la calidad de asistencia sanitaria que recibimos. La verdad es que tu salud es tu responsabilidad. Tú eres la única persona que puede tomar decisiones sobre tu estilo de vida que contribuyen a tu bienestar. Tú eres la persona que debe tomar las medidas necesarias para preservar tu salud y promover tu bienestar. Sólo tú tienes el poder de crear bienestar para ti mismo.

Tu poder reside en las decisiones que tomas cada día para ti mismo. Si reaccionas más por costumbre o actitudes fijas, no estarás utilizando tus opciones sabiamente para crear bienestar en tu vida. Para crear bienestar debes ampliar tu enfoque más allá de la mera salud física, y:

  • Esfuérzate para equilibrar e integrar tus aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales
  • Establece relaciones respetuosas y cooperativas con tu familia, tus amigos, la comunidad y el medio ambiente
  • Recopila información y toma decisiones informadas que son orientadas hacia el bienestar
  • Participa activamente en las decisiones sobre tu salud y proceso de curación

Tu Equipo de Bienestar
Para comprender el bienestar, ayuda a pensar en ti mismo como un equipo formado por varios miembros. Para que el equipo sea efectivo, cada miembro (cada aspecto de ti mismo) debe tener sus necesidades satisfechas y debe trabajar en armonía con los otros miembros del equipo. Estos aspectos de ti mismo son:
  • El Tú Físico (tu cuerpo)--tu estructura tangible y los cinco sentidos que te permiten tocar, ver, oír, oler y saborear el mundo que te rodea
  • El Tú Emocional (tus sentimientos)--tu rango de emociones, desde el miedo y la ira al amor y la alegría
  • El Tú Mental (tus pensamientos)--tus conocimientos, actitudes y creencias. Tu ser analítico
  • El Tú Espiritual (tu espíritu)--tu relación contigo mismo, tu creatividad y tu propósito de vida. Tu relación con un Poder Superior.

Todos estos aspectos trabajan juntos para hacerte una persona completa. Lo que le pasa a un aspecto puede afectar a todos los demás aspectos. Es por eso que estar confinado a la cama con dolor de espalda (físico) puede conducir a la depresión (emocional), o porque negar tu enojo (emocional) puede llevar a un dolor de cabeza (físico). Esta relación entre tus diversos aspectos a menudo se conoce como la conexión mente/cuerpo. Dado que todas de las cuatro partes de ti deben trabajar en armonía para lograr el bienestar, cada parte necesita tu atención y cuidado para funcionar a su mejor nivel.

  • El tú físico requiere una buena nutrición, un peso adecuado, ejercicio beneficioso y un descanso adecuado.
  • El tú emocional necesita dar y recibir perdón, amor y compasión; necesita reír y experimentar la felicidad; necesita relaciones alegres con ti mismo y con otros.
  • El tú mental necesita actitudes de auto-apoyo, pensamientos y perspectivas positivas y un autoimagen positivo.
  • El tú espiritual requiere una tranquilidad interior, receptividad a la creatividad y confianza en tu sabiduría interior.

El capitán del equipo
Un equilibrio saludable y confortable entre los aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales no sucede por accidente. Alguien tiene que ser responsable, y tú siempre eres esa persona.

Tu comportamiento y las decisiones que tomas en tu vida afectan tu salud. Puedes elegir hacer más de lo que es bueno para ti y el mundo que te rodea, y hacer menos de lo que es perjudicial. Puedes elegir aprender más acerca de tu salud y la variedad de opciones de atención médica que están disponibles, y puedes elegir cómo vas a reaccionar en una situación determinada.

Para tomar decisiones sabias, sin embargo, debes conocer cuáles son los cambios que es posible que necesites hacer. Para ayudar a determinar tu nivel de bienestar actual, toma esta breve prueba a continuación. No te juzgues por tus respuestas. Simplemente acéptate tal como eres en este momento, sabiendo que mañana es un nuevo día y que siempre se puede tomar nuevas decisiones que te acercarán más a la salud que deseas.

Prueba de Bienestar

¿Te despiertas con entusiasmo para afrontar el día?

¿Tienes la alta energía que necesitas para hacer lo que quieres?

¿Te ríes con facilidad y con frecuencia, sobre todo a ti mismo?

¿Encuentras soluciones con toda confianza para los desafíos en tu vida?

¿Te sientes valorado y apreciado?

¿Aprecias otros y les haces saberlo?

¿Tienes un círculo de amigos cariñosos y amables?

¿Obtienes lo que quieres con las decisiones que tomas cada día?

Si respondiste "no" a cualquiera de estas preguntas, ¡felicidades! Has identificado las áreas de tu vida que es posible que desees cambiar. Esta información puede ser muy valiosa.

Conozca tu equipo
Para mejorar tu salud debes ser consciente de ti mismo. Cuando cualquier aspecto de tu "yo" está desequilibrado, te lo hará saber.

  • Sea consciente de tu cuerpo -- lo que hace que se siente bien y lo que hace que duela. Aprenda a escuchar a tu cuerpo cuando está comunicándose contigo.
  • Sea consciente de tus emociones -- cuáles personas o actividades hacen que te sientas feliz, amoroso, conectado, y cuáles crean sentimientos de ira, miedo, depresión.
  • Sea consciente de tus pensamientos -- los pensamientos que te hacen sonreír y sentirte bien, y los que provoquen un ceño o hacen que tus músculos se tensan.
  • Sea consciente de tu condición espiritual -- lo que te hace sentir paz interior, alegría, una sensación de que todo está bien en el mundo. Sea consciente de los pensamientos intuitivos que te guían a un mayor bien y traen el don de la creatividad.

Cuidando al equipo
Cuando eres consciente de tu condición física, emocional, mental y espiritual puedes actuar rápidamente para prevenir enfermedad si uno o más de estos aspectos están desequilibrados.

Por ejemplo, trabajando en un proyecto difícil puede ser algo de emocionante y estimulante. A veces, sin embargo, vamos a trabajar más allá del punto de agotamiento, dejando de lado la necesidad que nuestro cuerpo físico tiene para alimentación y descanso, dejando de lado nuestra necesidad emocional para conectar con los demás y dejando de lado nuestra necesidad espiritual para momentos de tranquilidad. Este tipo de desequilibrio puede conducir a una enfermedad o una dolencia en una forma u otra. Algunos de nosotros podemos fácilmente encontrarnos llorando sin ninguna razón aparente. Otros pueden pescar un resfriado o desarrollar problemas estomacales. Y otros se encuentran atracándose de comida basura o regañándoles a sus compañeros.
Cuando esto sucede, es momento de tomar un "tiempo muerto". Deja de trabajar y toma un largo y tranquilo paseo. O bien, reúnete con un amigo especial para un almuerzo o una cena relajante, vaya a un concierto, o vea una película. No importa lo que hagas, solo que sea algo beneficioso que descansará y refrescará los miembros del equipo que están descuidados y sobrecargados de trabajo.

Al dar a cada miembro de tu equipo la oportunidad de participar, puedes ayudarte a ti mismo a estar bien. Con el trabajo en equipo, puedes evitar el agotamiento por el trabajo excesivo, el resentimiento por darles a los demás demasiado de tu tiempo, los problemas físicos debido a la inactividad o el estrés, el vacío espiritual por la falta de tiempo dedicado a la reflexión.

Entrenando a tu equipo
Ya hemos hablado sobre el hecho de que los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales de ti mismo deben estar en equilibrio para un bienestar óptimo. Pero, ¿qué exactamente estamos diciendo? ¿Qué tipo de actividades y opciones nos llevan al bienestar? Las siguientes sugerencias son algunas de las cosas específicas que puedes hacer para mejorar tu salud y promover tu propio bienestar.

FÍSICO:

  • Come alimentos frescos y saludables. Evita o limita los alimentos con azúcar, sal y grasa. Sustituye los alimentos procesados con verduras frescas y cereales integrales, tanto como sea posible.
  • Bebe mucha agua pura. En muchas localidades, donde el agua de la llave no es pura, es posible que necesites invertir en un sistema de filtración de agua o beber agua embotellada.
  • Toma el tiempo para hacer ejercicio agradable. Para algunas personas es útil unirse a un gimnasio o levantar pesas. Otros encuentran actividades como bailar, caminar, andar en bicicleta y patinar agradables y beneficiosas. Lo importante es hacer al menos 20 minutos de ejercicio tres veces a la semana.
  • Descansa lo suficiente. Muchas personas no se dan cuenta de que la falta de sueño puede ser la causa de la falta de atención o falta de motivación. Experimenta para averiguar cuál es tu ritmo natural y cuánto sueño necesitas para sentirte lo mejor posible.
EMOCIONAL:
  • Ríete, juega y diviértete con más frecuencia. La risa es un buen remedio, y la habilidad de jugar es una necesidad para una vida equilibrada.
  • Comparte tus sentimientos con otros. Pasa tiempo con gente en que puedes confiar con tus sentimientos y darles el don de realmente conocerte.
  • Crea relaciones cálidas y cariñosas. Perdónate a ti mismo y a otros. Si tienes problemas o quejas con familiares y amigos, enfrenta a los problemas y recupera la intimidad emocional perdida.
MENTAL:
  • Explora nuevas ideas. Busca un pasatiempo, toma una clase, lee un libro de no ficción, mira televisión educativa.
  • Cultiva una actitud positiva. En lugar de criticar, vea lo bueno en ti mismo y en los demás. Busca lo positivo en una situación.
  • Examina tus creencias. Escucha a otros puntos de vista. Cuando los demás no están de acuerdo contigo, trata de ver las cosas a través de sus ojos.
ESPIRITUAL:
  • Toma el tiempo para estar tranquilo con ti mismo. Medita, ora, o vaya de pesca. Todos tenemos diferentes maneras de entrar en contacto con nuestro ser interior o un poder superior.
  • Esté abierto a tu creatividad. Aprende a confiar en tu creatividad innata y pensamiento intuitivo. Expresa el tú interior.
  • Saborea el momento. Disfruta de lo que estás haciendo ahora, en vez de anticipar el futuro o estar reviviendo el pasado.

Sea un participante - no un espectador
Ninguna vida es perfecta. Todos tenemos situaciones difíciles, tiempos difíciles, pérdidas con que lidiar. Pero las vidas de algunas personas parecen funcionar mejor que otras. ¿Te has preguntado por qué?

Una diferencia importante es en la forma en que reaccionan a lo que les sucede. Siempre tenemos una opción. En el juego de la vida, el participante activo se convierte en el ganador, mientras que el espectador pasivo suele ser el perdedor.

Cuando permitimos y aceptamos todo lo que nos sucede como si no tenemos más remedio, estamos tomando un papel pasivo en nuestras vidas. La sensación de que somos víctimas de las circunstancias, que no tenemos más remedio que aceptar nuestra suerte en la vida, nos hace sentir impotentes, desesperados y deprimidos. Estas emociones negativas pueden causar que nuestro cuerpo físico falle en su trabajo de cuidarse a sí mismo y luchar contra las enfermedades.
Sabiendo que tienes una opción en cómo reaccionas ante una situación determinada te da el poder de elegir lo que es bueno para ti. A veces podemos optar por aceptar lo que sucede y seguir con nuestras obligaciones. Otras veces, puede ser mejor enfrentar la situación y dar a conocer nuestra ira, dolor o confusión. Incluso si hayas estado pasivo en el pasado, en el futuro puedes elegir ser activo.

Puedes aprender que es normal que los demás vean las cosas de manera diferente que tú y, como participante activo en la vida, puedes aprender a aceptar estas diferencias y encontrar algo en común que te permitirá trabajar conjuntamente por el bien de todos.

Puedes decidir cómo vas a satisfacer tus necesidades y trabajar en colaboración con otros para lograr lo que se desea.

Puedes dejar que los demás sepan cómo te gustaría ser tratado y lo que aceptarás y no aceptarás. Sólo puedes establecer límites para ti mismo.

Aprendiendo a responder de manera diferente no ocurrirá en un día. Comienza por estar más consciente de cómo estás reaccionando frente a varias personas y eventos. Puedes intentar diversas reacciones hasta que encuentres las que funcionan para ti. Con práctica, tu mayor sentido de conciencia junto con tu poder de elección te ayudarán a establecer nuevos comportamientos y crear bienestar.

Motivando a tu equipo
Hasta ahora, probablemente estás empezando a darte cuenta de que lograr el bienestar en tu vida implica cambiar algunos de tus comportamientos. Sin embargo, los seres humanos son criaturas de hábito y tienen actitudes arraigadas. Se necesita un fuerte deseo de vencer nuestra resistencia natural al cambio pero cuanto más deseas cambiar, más fácil se realizará un cambio.

Por lo general, cambiamos nuestros comportamientos o actitudes por una de dos razones:

  • Tenemos miedo de lo que sucederá si no cambiamos, o
  • Estamos muy entusiasmados con qué va a pasar si hacemos esos cambios.

Mientras que el miedo es un motivador útil cuando estamos en peligro inmediato, no es un buen motivador para el cambio a largo plazo. Las personas que cambian sus hábitos por temor a menudo se encuentran en una recaída y regresando a sus viejas costumbres. Incluso las personas que han sobrevivido a una enfermedad potencialmente mortal pueden tener dificultades para mantener un estilo de vida necesario para promover la salud continua.

Cuando cambiamos porque realmente queremos experimentar los resultados positivos de ese cambio, tenemos muchas más posibilidades para lograr éxito. Cualquier persona que fuma cigarrillos sabe lo difícil que es dejar el hábito pero cada año miles de mujeres embarazadas lo hace por el amor de sus futuros hijos.

Tu equipo triunfador necesita un objetivo
Para alcanzar tus objetivos de bienestar primero es necesario definir lo que es la salud para ti. Un programador de computadoras, una madre, una persona con discapacidades físicas, una persona que recorta árboles y un jubilado, cada uno podría imaginar diferentes objetivos de bienestar para apoyar su estilo de vida individual.

¿Qué clase de vida tienes ahora? ¿Qué es lo que quieres? Piensa en lo que no está funcionando para ti. Piensa en lo que deseas cambiar. Sea específico.

Toma un momento para escribir tus metas de bienestar. Para cada objetivo, haga una lista de todos los beneficios positivos que obtendrás al alcanzar tus metas. Por ejemplo, dejar de fumar:

Beneficios: respirar más fácil, más deseable socialmente, una boca besable, dientes más blancos, más dinero para gastar en ropa o entretenimiento

No omites nada, no importa lo ridículo que pueda parecer. Recuerda no utilizar el miedo como un incentivo. En otras palabras, no pongas en la lista "reducir el riesgo de cáncer" como una razón para dejar de fumar, a pesar de que puede ser verdad.

No te quedes atascado al calificar tus opciones como buenos o malos. Sólo tienes que elegir lo que es apropiado para ti. En las siguientes páginas hay algunas de las prácticas de salud que podrías considerar. Ponga una marca junto a los que deseas incluir.


Mis objetivos de bienestar

Buscar lo positivo en cada situación.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Ser consciente de mis pensamientos y sentimientos.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Seguir una dieta saludable.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Valorarme y mi creatividad.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Hacer ejercicio regularmente.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Evitar el alcohol, el tabaco y otras drogas.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Mantenerme abierto a nuevas ideas.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Descansar lo suficiente.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Aceptar los cambios de buena gana.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Expresar emociones adecuadamente.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Tomar decisiones basadas en lo que creo que es mejor.

Beneficios:_________________________________________

________________________________________________

Respetarme a mí mismo y a los demás.

Beneficios::_________________________________________

________________________________________________

Haga una lista de objetivos y beneficios adicionales aquí:

_______________________________________________

_______________________________________________

_______________________________________________

_______________________________________________

_______________________________________________


Tomando el primer paso
Una vez que hayas determinado tus objetivos de bienestar personales, ya es el momento de decidir qué cambios hay que hacer para conseguirlos. Tenga paciencia con ti mismo. Creando bienestar es un proceso continuo. Mientras que tomas decisiones más beneficiosas y menos dañinas, gradualmente inclinas la balanza a favor del bienestar. Puedes lograr tus metas de bienestar, aunque sean difíciles, un paso a la vez.

El paso más importante es el primero. Pregúntate a ti mismo cuál cambio te beneficiará más. ¿Estás dispuesto a hacer este cambio? Si es así, empieza tu camino hacia el bienestar realizando tu primer paso.

Hay varias maneras de cambiar tus hábitos y estilo de vida.

  • Practica una actividad beneficiosa con más frecuencia. Podrías recordar a sonreír más a menudo, sobre todo a personas que parecen que necesitan ser animados.
  • Ponga en marcha una nueva actividad que es beneficiosa. Puedes parar en un parque en el camino a casa desde el trabajo y pasar unos minutos para descansar y relajarte.
  • Sustituya una elección poco saludable por una que es beneficiosa. En lugar de pedir una bebida carbonatada u otra taza de café, pide un vaso de agua o jugo de frutas.
  • Elimina una opción perjudicial. Si fumas, deja de hacerlo. Este podría ser la decisión de la salud más importante que jamás hayas hecho.
  • Reduzca las prácticas perjudiciales gradualmente. Si tienes un diente dulce y no estás listo para eliminar por completo el azúcar de tu dieta, sólo come menos de la misma para un buen comienzo.

Al comenzar a hacer los cambios necesarios para lograr y disfrutar de tu bienestar, tenga estos puntos importantes en mente:
  • Lograr el bienestar es una serie continua de pasos pequeños, tomados un día a la vez. Dado que el bienestar no va a suceder en un día, haga un compromiso de seguir descubriendo los métodos y las acciones más adecuados para ti.
  • Busca oportunidades de tomar decisiones sobre tu comportamiento, el fitness y tu estilo de trabajo. Mientras que te pones más consciente de tus decisiones en cuanto al estilo de vida, te darás cuenta de las oportunidades que te hayan pasado por alto en el pasado.
  • Entiende que sólo la participación activa obtiene resultados. Cada día es un nuevo comienzo mientras tomas pasos hacia el cumplimiento de tus objetivos.
  • Al final de cada día, revisa y reconoce lo que ha funcionado. Aprende de lo que no funcionó. Permítete ser un humano, no perfecto.
  • Establezca un objetivo de intentar una nueva acción positiva cada día o cada semana, dependiendo de lo que funciona para ti.
  • A medida que desarrollas una mejor comprensión de los procesos involucrados, encontrarás que eres capaz de establecer metas más específicas.

Llamando a los refuerzos
Aunque la decisión de cambiar tu estilo de vida para apoyar el bienestar debe venir de ti, hay muchos recursos disponibles para ayudarte a lo largo del camino. Cuanto más aprendes acerca de la salud y el bienestar, más fácil será saber cuáles son los cambios que deberías realizar y la mejor forma de implementar dichos cambios. Los materiales educativos, organizaciones de recursos, programas locales y una amplia gama de profesionales de la salud son algunos de los recursos disponibles para ayudarte.

MATERIALES EDUCATIVOS
Busca en tu biblioteca o librería local para libros, casetes, revistas, vídeos y otra información de autoayuda. La exploración de los temas de la salud, el bienestar, la psicología, la nutrición y el ejercicio te ayudarán a empezar.

RECURSOS LOCALES
La mayoría de las comunidades tienen horarios regulares de conferencias, talleres y seminarios sobre temas relacionados con la salud. Consulta con tu periódico local y el sistema educativo de la comunidad para averiguar qué está disponible en tu área.

ORGANIZACIONES
Existen muchos grupos de interés especial que promueven diversos aspectos de la salud y el bienestar. Además, hay organizaciones, como la American Holistic Health Association, que te pueden poner en contacto con fuentes útiles de información sanitaria.

Las listas de recursos de AHHA incluyen referencias a diversos tipos de profesionales de la salud, servicios de investigación para el tratamiento convencional y alternativo de enfermedades específicas y catálogos de publicaciones de autoayuda.

PROFESIONALES DE LA SALUD
Encuentra los profesionales que están dispuestos a ayudarte a alcanzar tus metas de bienestar -- aquellos que pueden entrenarte a ti y a tu equipo de forma eficaz. Establezca una relación de colaboración con estos profesionales por ser un participante activo.

La colaboración de paciente/médico
La asistencia sanitaria está disponible de una amplia variedad de profesionales. Acupunturistas, quiroprácticos, dentistas, consejeros matrimoniales y familiares, médicos, médicos naturopáticos, nutricionistas, enfermeras y psicólogos son sólo unos pocos. No sólo un médico o profesional de la salud tiene todas las respuestas para todas las condiciones. Descubrir lo que cada uno tiene para ofrecer aumentará tus opciones.

No importa qué tipo de médico elijas, tu participación es vital. Incluso en caso de emergencia todavía puedes participar. En la mayoría de los casos, tendrás tiempo de sobra para hacer preguntas y luego tomar decisiones bien informadas.

Tú y tu médico tienen papeles y responsabilidades específicas en hacer que tu equipo sea lo mejor que puede ser.



Comunicar tus inquietudes al médico:
  • Traiga notas acerca de tus inquietudes y lo que te ha llevado a esta visita.
  • Tenga una lista de tus medicamentos y las dosis actuales, así como de cualquier suplemento nutritivo que estás tomando.
  • Describe tus síntomas e inquietudes brevemente, pero a fondo.
  • Comparte lo que más está sucediendo en tu vida y cómo te sientes al respecto. (Divorcio, muerte de un ser querido, cambio de trabajo, etc.)

Comprender la situación y solicitar opciones:

  • Escucha con atención y toma notas.
  • Haga preguntas hasta que comprendas lo que necesitas saber.
  • Pregunta qué opciones están disponibles, lo que el médico recomienda y por qué.

Tomar una decisión informada:
  • Aprende tanto como sea necesario, busca otras fuentes de información si es necesario.
  • Considera las consecuencias de las opciones de tratamiento sugeridas.
  • Obtenga una segunda opinión si es apropiado.
  • Entiende cuánto cada uno de ellos costará y lo que pagará tu seguro.
  • Selecciona el tratamiento y/o acciones que crees que funcionarán mejor para ti.
  • Determina cuál es la mejor fuente para proporcionar este tratamiento.

Tomar medidas:
  • Comprométete al programa de tratamiento elegido y/o los cambios que vas a realizar.
  • Sea un participante activo. Haz tu parte.
  • Trabaja con todos los miembros de tu "equipo".
  • Sea abierto a cambiar o modificar tu programa si lo que has elegido no está funcionando.






Evaluar la situación y explicártela:
  • Leer lo que has escrito.
  • Escuchar con atención a lo que dices.
  • Revisar tus síntomas, llevar a cabo el examen, solicitar exámenes necesarios.
  • Buscar correlaciones con otras cosas que están sucediendo en tu vida.
  • Formar una opinión acerca de tu enfermedad y las posibles causas.
  • Explicarte esto en términos comprensibles.




Explicar las opciones para abordar la situación:

  • Presentar opciones para el tratamiento y/o la acción necesitada.
  • Explicar los beneficios esperados y los posibles efectos secundarios - en el presente como en el futuro.
  • Sugerir lo que puedes hacer para ayudarte a ti mismo.
  • Explicar lo que podría suceder si no se cambia nada.
  • Reconocer que puede haber otras opciones.
  • Estar abierto a tu deseo de tener una segunda opinión.
  • Dar respuestas a tus preguntas.





Apoyar a tu recuperación:
  • Proporcionar el tratamiento elegido.
  • Referirte a un médico apropiado.


Es tu decisión
De este folleto, has aprendido que la creación del bienestar en tu vida significa aprender acerca de tus opciones, elegir lo que es mejor para ti y actuar sobre esas elecciones.

Todos tenemos una sabiduría interior increíble. Mientras que vayas recopilando información y experiencia, obtendrás la confianza en el uso de tu conocimiento interno para seguir adelante en tu camino hacia el bienestar.

En el pasado, podrías haber pensado que no había nada que pudieras hacer. Ahora ya sabes que hay muchas opciones que puedes elegir en cualquier situación.

En el pasado, podrías haber pensado que tenías que hacerlo de la misma manera en que los demás dijeron que se debería hacer. Ahora ya sabes que puedes elegir tu propio camino y métodos.

En el pasado, podrías haber pensado que alguien más estaba en control. Ahora ya sabes que tú eres el responsable y tus opciones te dan el poder de crear bienestar en tu vida.

En el pasado, podrías haber pensado que tenías que cambiar todo de golpe. Ahora ya sabes que el camino hacia el bienestar es tomado paso a paso.


¿Estás listo para tomar tu primer paso?

Estás invitado a firmar y fechar este compromiso especial.


MI COMPROMISO DE BIENESTAR A MÍ MISMO

Me comprometo a tomar decisiones cada día que me llevarán más lejos en el camino de disfrutar de bienestar.

Mi primer paso será ____________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________

Firma___________________________________

Fecha____________________________________


AHHA: Ayudándote ayudarte a ti mismo

A medida que continúas en tu camino hacia la creación de bienestar, hay muchas otras opciones esperando a ayudarte. La American Holistic Health Association (AHHA) está disponible para ayudarte encontrarlas.

AHHA sirve como un centro nacional para recursos de autoayuda que promueven la salud y el bienestar. Esta organización sin fines de lucro no tiene ninguna afiliación con cualquier producto, servicio o método de asistencia sanitaria.

Te invitamos a explorar los otros materiales, todos gratis, en el sitio web de AHHA. Cada uno está diseñado para ayudarte a ampliar más tu participación en la mejora de tu propia salud y bienestar.


Agradecimientos

La American Holistic Health Association desea agradecer a todos los que ayudaron a hacer este folleto una realidad.

En primer lugar, queremos reconocer a dos personas, sin las cuales este libro no habría sido posible. Suzan Walter conceptualizó este proyecto y fue mentora de su evolución desde el principio al fin. Ella recopiló, organizó y sintetizó los materiales y coordinó la información ofrecida por los muchos colaboradores. Su dedicación y atención aseguraron que los peligros del esfuerzo colectivo no crearon un camello en vez de un caballo, y que la visión original se convirtiera en una realidad.

Allen Barnes, MD, no sólo proporcionó una amplia gama de información técnica a este proyecto sino que también contribuyó algunos de sus propios materiales previamente publicados. Su sabio consejo garantizó que la información se mantuvo precisa y adecuada, ya que fue traducida de jerga científica a un lenguaje cotidiano.

Muchas otras personas hicieron contribuciones significativas mediante el suministro de datos técnicos valiosos y sugerencias de edición importantes. Apreciamos el beneficio de sus experiencias, conocimientos y sus perspectivas. Estas incluyen Barbara Ardinger, PhD; Jane Battenberg; Prudence A. Broadwell, ND, LAc; Joan Deniken; Randy Franz; Dahlia Geldin; James S. Gordon, MD; Janice Kelley; Sarah T. Kerr, PhD; Michael J. Kudlas, DC, MEd; Mark Mayell; Patricia A. Monahan; Michael A. Morton, PhD; Susan J. Negus, HHD; Donna A. Peters, PhD, RN; Janet F. Quinn, PhD, RN; Barbara J. Rapp; Chas Ridley; Margaret S. Texidor, PhD, LPC; Molly B. Vass, EdD; Brian Walter; Richard G. Wilcox.

Nuestro más sincero agradecimiento a todas estas personas y todos los demás miembros anteriores y actuales del Consejo de Administración y de la Junta Directiva de AHHA.

Un agradecimiento especial a Genine Geissler por haber traducido nuestro folleto del inglés al español.